sábado, septiembre 04, 2010

"PRINCIPALES ACTIVIDADES QUE DESEMPEÑARON LAS MUJERES EN LA REVOLUCIÓN " (Parte 1)

NOTA: Ahora que esta de moda el Bicentenario, andube revisando mis trabajos de la facultad, asi que decidi desempolvar y reciclar un poco, dejen sus commentarios, y pues voy a publicar pocoo a pocoo por el espacio, y si lo quieren descargar, ahi les dejo el link, ahh y si les late y lo quieren usar para algo... citen :P
Ah una ultima cosa, no todos los pensamientos e ideas plasmados en este trabajo siguen siendo parte de mi ideosincrasia historica.

 
Introducción:

            La Revolución  Mexicana, fue una época de grandes cambios, políticos y sociales para nuestro país, dejaba atrás la dictadura de Porfirio Díaz, para enfrascarse en una lucha por el poder para algunos que, después de la muerte de Francisco I. Madero se volvería aún más evidente.
Muchos tuvieron que dejar sus casas y su familia para ir a pelear, para mejorar su situación, cualquiera que fuera su clase social, impulsados por las diversas promesas que les hacían para mejorar sus condiciones, estas promesas no solo atrajeron a los hombres, si no también a las mujeres que buscaban mejoras en sus condiciones; mejor salario, derecho al voto y a ser votadas, claro que también había unas que solamente participaron en este movimiento para acompañar a sus esposos, hijos, hermanos, padres, amantes es esta lucha.
            Los ejércitos estaban conformados por grandes cantidades de hombres, mujeres y niños; esa participación de las mujeres, como miembro activo del movimiento, ha sido minimizada, aún cuando se sabe que hubo una participación masiva de estas, sobre todo a partir de 1913[1]. Y aunque todos hemos escuchado hablar acerca de las Adelitas o Valentinas, es muy poco lo que realmente sabemos acerca de ellas, en vista de que han sido relegadas por la historia o estereotipadas en los libros que llegan a mencionarlas.
            Si nos internamos en la historia de la Revolución, podemos notar que su participación fue sumamente importante y que no solo fueron mujeres que acompañaban a sus maridos para ayudarlos a soportar va vida en los campamentos; si no que jugaron papeles muy diverso, ya sea como Organizadoras del movimiento, como periodistas difundiendo las ideas Revolucionarias, atendiendo hospitales de campaña, contrabandeando armas, como espías, soldaderas, adelitas, telegrafistas, portadoras de mensajes y secretarias los jefes revolucionarios, representantes de lideres políticos de norteamericanos, como organizadoras de grupos para lograr la pacificación del país y miembros de juntas femeniles a favor de las distintas fracciones revolucionarias; Y muchas de ellas no reconocidas a aún tomando en cuenta los servicios que prestaron a la causa revolucionaria, incluso aquellas que lucharon en los ejércitos como coronelas, sargentos etc. fueron dadas de baja del ejercito al terminar el conflicto armado, la mayoría de ellas sin recibir los honores correspondientes por sus méritos, y si acaso con una pensión de veteranas miserable que muy pocas recibieron[2].
            Mujeres de todos los sectores sociales colaboraron de distintas formas, que ya he mencionado; y parte de este trabajo consiste hacer un acercamiento para conocer a sus principales funciones como miembro de los grupos organizadores del movimiento, Soldaderas y Adelitas, e incluso citando a algunas de ellas para sacarlas del anonimato al que han estado sometidas durante todos estos años.
            El trabajo consiste en tres apartados, desarrollados con el fin de explicar primero, en qué consistió la participación de las mujeres en la organización del movimiento, el segundo, acerca de cual fue su tarea dentro del ejercito, el tercero describe en que consistía su labor como espías, para posteriormente dar paso a las observaciones finales.

            Las organizadoras:

            Aunque generalmente estas no aparecen en los libros oficiales, hubo muchas mujeres que estuvieron involucradas directamente con la organización de este movimiento, principalmente tenemos que señalar a la señora Sara Pérez de Madero quien, acompañó a su marido, tanto en su campaña presidencial, como durante el movimiento revolucionario.[3]
            Esa tarea organizadora esta relacionada con la distribución de la propaganda antireeleccionista, igualmente relacionada con esta actividad estan las periodistas como Juana B. Gutiérrez de Mendoza, fundadora de varios periódicos de oposición como "Vesper", "La Reforma", "El Desmonte" y "Alma Mexicana", Elisa Acuña y Rossetti, quien forma parte del club liberal “Ponciano Arriaga”, Sara Estela Ramírez, quien combinaba su trabajo en el club liberal Ponciano Arriaga con su labor periodística en "La corregidora", Guadalupe Rojo Vda. De Alvarado quien fue editora de "Juan Panadero", Aurora Martínez que fue encarcelada por escribir "La voz de Juárez" en contra de Huerta,  otras mujeres como  María de la Luz Pelaez, pronuncian discursos  y llevan a manifestantes a las jornadas antirreelecconistas.[4]
El contrabando de armas, aunque fue una labor que duró durante todo el conflicto al inicio de este consistió principalmente en la compra y distribución de estas a los comprometidos, como lo hicieron las hermanas Carmen y Natalia Serdán, junto con su cuñada Filomena del Valle, Carmen Serdán, además, consigue el dinero para la compra de armas, participó en el levantamiento del 17 de noviembre junto con su hermano y después de salir de la cárcel trabajó como enfermera y mensajera.[5]
Otras mujeres que tuvieron una participación bastante directa fueron las secretarias de los dirigentes revolucionarios, entre las que encontramos a Soledad González quién fue secretaria privada de Madero, Obregón y Calles, Hermila Galindo de Topete secretaria privada de Carranza, estas mujeres  estaban encargadas de coordinar sus actividades, y constantemente manejaban documentos referentes a las actividades de sus jefes.[6]
Para finalizar este apartado quisiera mencionar que también hubo mujeres que estuvieron directamente relacionadas con la elaboración de planes y manifiestos como Juana B Gutiérrez (plan de Ayutla), Dolores Jiménez  y Muro (plan de Ayutla)[7] o como Delfina Morales (manifiesto del 27 de febrero de 1903).


[1] (Urrutia: 1975, p 155)
[2] (Poniatowska: 1999)
[3] (Flores Sevilla: 1976) y en (Rocha: 1991; 233-134)
[4] (Urrutia:1975; 153-154)  y en (Rocha: 1991; 234-235)
[5] (Flores Sevilla: 1976)
[6] (Urrutia: 1975; 154)
[7]  (Urrutia:1975; 156)

1 comentarios:

Guera666 dijo...

Aysh, me dejaste picada Flakaaaaa! Me encantó el tema! Definitivamente, nadie nos habla de las mujeres que pelearon en la Revolución, cosa que siempre me pareció insultante, la verdad. Así es que felicidades por sacarlo a la luz :D